Carlos González plantea crear una comisión conjunta Elche-Alicante para coordinar los elementos comunes de sus PGOU

Carlos González plantea crear una comisión conjunta Elche-Alicante para coordinar los elementos comunes de sus PGOU

El alcalde ilicitano participa con su homólogo alicantino en una comida coloquio en IFA organizada por Cepyme, la PIC y Elche Piensa

El alcalde ilicitano, Carlos González, plantea crear una comisión conjunta Elche-Alicante de coordinación de los elementos comunes de sus Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU), abrir un puente de colaboración para determinar necesidades comunes de ambas ciudades y elaborar un memorándum de infraestructuras de interés para ambas poblaciones con el fin de reivindicarlas conjuntamente.

González hizo lanzó estas propuestas ante el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, y a modo de conclusión, durante un almuerzo-debate sobre el área funcional Elche-Alicante que se celebró en las instalaciones de IFA, organizado por Cepyme y con la colaboración de la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas de Alicante (PIC) y Elche Piensa.

El coloquio reunió a medio centenar de representantes de distintas entidades económicas y de la sociedad civil de las dos ciudades y fue abierto por el presidente de la entidad organizadora, Cristóbal Navarro, quien explicó que este encuentro pretende “sumar todo lo que sea posible”.

 

Área funcional Elche-Alicante

El arquitecto José Amorós realizó una minuciosa exposición sobre los aspectos positivos y negativos de la denominada área funcional Alicante-Elche, centrados fundamentalmente en las infraestructuras, y esbozó distintas propuestas para configurarla, que servirían de base para las posteriores reflexiones.

Tras esta exposición, el alcalde de Alicante tomó la palabra y destacó que es “un firme defensor de la unión entre Alicante y Elche”. Considera Echávarri que “yendo de la mano somos más fuertes ante la Diputación, el Consell o Madrid” y, dirigiéndose a su homólogo ilicitano, señaló que “tenemos que firmar un acuerdo” con el fin de conseguir infraestructuras necesarias para ambas ciudades.

El alcalde de Elche, por su parte, manifestó que la relación que mantiene con Gabriel Echávarri “facilita las cosas” y que “el concepto área funcional se corresponde con la dinámica que se ha generado en el territorio. Es un concepto real, pero nos distanciamos del concepto de área metropolitana”.

 

Olvido absoluto de Elche

González hizo un repaso del “olvido absoluto” de Elche por parte de distintos gobiernos de la Comunidad y del Estado y ejemplificó su afirmación diciendo que “Elche ha tenido que pagar los terrenos de su propia universidad”.

“Venimos de 20 años de olvido y tenemos que estar forzosamente a la defensiva por ese sistemático olvido por parte de Madrid y de Valencia, pero todavía más de Valencia”, señaló González.
“Tenemos que identificar los que necesitamos en infraestructuras e inversiones y a partir de ahí trabajar juntos”, añadió el regidor ilicitano, quien precisó que ambas ciudades tiene que cooperar y competir. Entre dichas infraestructuras, González destacó el tercer carril de la autovía Alicante-Villena, liberar el peaje de la segunda circunvalación de Alicante o la conexión del aeropuerto con el ferrocarril.
“Los ayuntamientos de Alicante y Elche tenemos claro que son inversiones fundamentales para el desarrollo de la provincia y debemos ser capaces de sumar esfuerzos y pensar juntos en los elementos que nos unen”, señaló el alcalde.

 

Ciudades gemelas

Manolo Marco, presidente de la PIC, esbozó el concepto de “ciudades gemelas”, que posteriormente generaría un amplio debate, y abogó por “crear equipos de trabajo en los ayuntamientos para desarrollar la integración que proponemos”.

Por parte de Elche Piensa, Juan Antonio Marín, comentó que “no tenemos que fijarnos en los problemas sino en las soluciones. El área funcional no es una metáfora”.

El debate prosiguió con diversas intervenciones, todas en busca de la mejor forma de colaboración entre Alicante y Elche. Para finalizar, el alcalde ilicitano señaló que había formulado dos conceptos al principio del coloquio, que son cooperar y competir, pero que se iba con otros dos más, compartir y compensar.
Los asistentes se comprometieron a mantener un nuevo encuentro dentro de seis meses para debatir nuevas propuestas y valorar los resultados.