Balance de la Unidad Turística (2017)

Balance de la Unidad Turística (2017)

La Unidad Marítima acumula centenares de servicios y actuaciones en las playas ilicitanas, siendo notorio el control de seguridad estacionamientos y la bajada de los robos en interior de vehículos.

Desde el día 1 de junio hasta los primeros días de septiembre el Grupo Marítimo y Atención Turística de la Policía Local de Elche (GRUMAT) ha venido realizando una intensa actividad de prevención y control del litoral ilicitano, añadiendo este año las playas de La Marina a las de El Altet y Arenales del Sol.

Los Agentes destinados a este servicio han recogido en sus partes de intervención hasta 179 servicios de la más diversa índole, asistiendo desde asistencias sanitarias por dolencias cardíacas hasta variados conflictos privados entre usuarios de playas, paseos o comercios. El control de la zona de baño desde el mar ha sido una de las protagonistas incidiendo en la presencia de embarcaciones en ella o la de nadadores fuera de sus límites sin los requisitos mínimos de seguridad. También ha sido necesario mediar en enfrentamientos entre bañistas y aficionados a la pesca, siendo denunciados varios usuarios por pesca submarina no autorizada. El trabajo junto a los socorristas ha sido destacable, sumando varios apoyos y rescates a bañistas, así como su auxilio en labores preventivas, especialmente para respetar las restricciones.

Uno de los aspectos con mayor incidencia ha sido el control de los delitos contra el patrimonio mediante el establecimiento de dispositivos estáticos de control. Se han realizado múltiples intervenciones e identificaciones relacionados con sospechosos de robos en interior de vehículos o al descuido en las zonas de gran concentración de personas. Se han contabilizado hasta 12 comparecencias en Comisaría por motivos de identificación y extranjería. A falta de datos oficiales se prevé una notoria reducción de estas conductas delictivas en las zonas turísticas.

Esto también ha servido para controlar la venta ambulante en las zonas sensibles y que habían sido denunciadas por los comerciantes debido al perjuicio económico. Hasta medio centenar de informes-denuncia han sido confeccionados, siendo controlados los accesos a la arena desde término municipal e incluso desde Urbanova en coordinación con Policía Local de Alicante, al ser este punto un punto entrada habitual. En este sentido también se han realizado 28 actas de control de actividades a las concesiones de quiosco, hamacas y actividades náuticas.

En el apartado sancionador ascienden hasta 122 los informes-denuncia a la ordenanza de uso y disfrute del litoral ilicitano, donde tiene cabida variadas infracciones, desde el baño prohibido con bandera roja hasta la presencia de animales en la costa. Se tendría que añadir 15 actas por infracción a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana debido al consumo de estupefacientes o posesión de armas, 20 a la Ley de Salud de la Comunidad Valenciana por consumo de alcohol en la vía pública, así como 295 denuncias de tráfico por documentación (ITV y Seguro Obligatorio) y estacionamientos indebidos, como los del Camino del Carabassí.

Compartir: