Balance de actuaciones por molestias y consumo de alcohol en zona centro

Balance de actuaciones por molestias y consumo de alcohol en zona centro

En estos controles han participado varias patrullas de la Brigada Nocturna, el Grupo de Apoyo a Operaciones, Guías Caninos y  Establecimientos y Actividades.

Los días 27 y 28 en horario nocturno se llevó a cabo una comprobación exhaustiva de las molestias expresadas por los vecinos en varios puntos del centro de la ciudad, especialmente en las zonas con mayor concentración de locales de ocio nocturno.

El reparto multidisciplinar de tareas se tradujo en una vigilancia casi total de diversos puntos calientes en los que las patrullas Lince de la Establecimientos y Actividades realizaron hasta 35 comprobaciones de clausuras de locales, 4 controles de actividad y 15 comprobaciones varias relativas a la legislación de Establecimiento Públicos y ordenanzas municipales.

La Unidad de Guías Caninos se centró en la detección de estupefacientes siendo apoyada por el G.A.O. que prestó especial atención al consumo de alcohol en vía pública. En total se confeccionaron 56 actas por posesión o consumo de droga y 83 informes-denuncia por beber en vía pública, fuera de los supuestos permitidos. A estas cifras colaboró activamente las patrullas de la Brigada Nocturna que, además de atender el servicio ordinario, contribuyó siendo especialmente remarcable su control y denuncia de las micciones en espacios públicos con 13 denuncias y por vociferar en la calle, donde tuvieron que informar de 7 infracciones a la ordenanza de Protección Contra la Contaminación Acústica. Para esté último cometido se optó por destinar motocicletas a la vigilancia de las zonas peatonales para asegurar la cobertura y rapidez de actuación sobre toda la zona afectada.

El volumen de trabajo se vio incrementado por la celebración del Festival Medieval d’Elx que precisó de la atención debida por parte de las unidades de la Brigada Nocturna de esta Policía Local, mientras que las unidades de Atestados efectuaban los controles preventivos de alcoholemia fijados, además de los prestados de forma conjunta con Policía Nacional, con el objetivo prioritario de Jefatura para disuadir de la conducción bajo los efectos de alcohol y drogas.

Además cabe señalar la asistencia a tres menores ebrios, de los cuales se cuidó por parte de los actuantes de ser debidamente atendidos e informar a los progenitores. A este respecto es importante señalar que la tutela del menor implica una vigilancia activa por parte de padres y familiares para evitar, en la medida de lo posible, estas situaciones con grave riesgo para los menores.

Compartir: