Aparatosa salida de vía tras conducción temeraria y positivo en estupefacientes

Aparatosa salida de vía tras conducción temeraria y positivo en estupefacientes

En el coche había un menor de 9 años, comprobándose posteriormente que, al menos, el conductor había consumido estupefacientes minutos antes de la huida.

El día 27 de noviembre las 23:50 horas la unidad territorial asignada a tareas de prevención en la zona Antonio Brotons Pastor detectó como un vehículo, al percatarse de su presencia, intentó eludir su punto. Ante esta situación la patrulla procedió a alcanzar y dar el alto de inmediato, haciendo caso omiso su conductor y acelerando.

 Activados los sistemas acústicos y luminosos en reiteradas ocasiones, los agentes optaron por radiar su posición e iniciar el cerco del vehículo hasta lograr su detención. Durante la ejecución del preceptivo dispositivo el conductor infringió reiteradamente las más elementales normas de tráfico, circulando a alta velocidad y no deteniéndose ante ninguna señal de tráfico, con el consiguiente riesgo para su integridad física, la de los ocupantes del turismo y el resto de usuarios de la vía.

A la altura del camino del Bolo se pudo realizar un improvisado corte que la patrulla, que ante el evidente desprecio ante la integridad de los agentes y el riesgo de colisión fue levantado al objeto de evitar males mayores, prosiguiendo dirección Crevillente. No obstante uno de los patrullas perseguidores, consiguió darle alcance y ponerse a su altura. Fue en este momento cuando, fruto de una maniobra evasiva fallida o de manera intencionada, arremetió contra el vehículo policial ocasionando la salida de las dos unidades y el vuelco de su propio turismo.

Afortunadamente las lesiones sufridas por parte de todos los implicado fueron leves, bajando voluntariamente la acompañante y oponiendo resistencia activa el conductor. Los agentes, prudentes durante la persecución al desconocer la naturaleza de la fuga, observaron la presencia de un menor de nueve años en el interior del vehículo. El mismo fue entregado a su madre, tras comprobar su estado de salud en centro médico, que indicó que se había ido con estas personas a cenar fuera de casa, algo relativamente habitual, quedando informada de lo sucedido.

Por su parte, el conductor fue sometido a una prueba indiciaria de consumo de estupefacientes dando positivo, quedando a la espera de análisis de laboratorio. No obstante, durante las gestiones se reconoció el consumo de droga minutos antes del avistamiento. A esto cabe añadir una orden de alejamiento mutua en vigor de los dos ocupantes, motivo por este junto a todo lo anteriormente expuesto por lo que se procede a la detención de los implicados y su traslado a dependencias policiales.

Compartir: