Detenido tras exhibir un machete en una disputa vecinal

Detenido tras exhibir un machete en una disputa vecinal

Según manifestó el implicado, lo portaba “para asustar a los niños” tras haber sido objeto de molestias durante toda la tarde. También se interceptó a cuatro menores manipulando el interior de un vehículo.

El día 10 de diciembre a las 22:45 horas la Sala de Operaciones de Policía Local comisionó a varias unidades ante la llamada al 112 alertando de una agresión entre 7 u 8 personas en el interior de un complejo de ocio sito en La Marina.

Según se pudo averiguar, durante toda la tarde los hijos del agredido habían lanzado objetos de manera esporádica a la caravana, soportando esta actitud hasta que el finalmente detenido y su pareja se dirigieron ante los padres de los menores para recriminar los hechos. Según indicaron habían sido respondidas sus quejas con insultos, iniciándose un fuerte altercado que comenzó en el exterior de una una cabaña y continuando en el interior, donde había cuatro menores que presenciaron los hechos.

Si bien, las lesiones sufridas no revestían gran importancia, se vivió un momento de tensión al esgrimir el implicado un machete de grandes dimensiones, unos 39 centímetros de hoja por 7 de ancho. Ante los hechos narrados a la patrulla de Policía Local por ambas partes, se procedió a su detención y a la presentación del arma en dependencias de la Guardia Civil de Santa Pola.

Por otro lado, el día anterior en torno a las 4:40 horas, se la patrulla destinada a la vigilancia preventiva en el entorno de la calle Borreguet observó a cuatro jóvenes en el interior de un vehículo. Al percatarse de la presencia de los agentes emprendieron la huida, deshaciéndose en su marcha de diversos objetos, entre los que había elementos tan dispares como gorras, gafas de sol, una cerradura o cristales de espejo retrovisor.

Finalmente fueron interceptados en el interior del Hort del Monjo y procediendo a su correcta identificación, indicando que habían encontrado el vehículo abierto y los objetos presentados los que había en su interior. No obstante, la patrulla pudo comprobar que si bien no había evidencias de haber forzado la puerta de ese u otros coches en la calle, sí habían conseguido los espejos de un turismo próximo, aunque no se pudo localizar a la propietaria en ese momento.

Todos ellos fueron trasladado a dependencias policiales, donde pudieron ser recogidos por sus padres y familiares tras ser informados de los hechos.

Compartir: