El Ayuntamiento inicia una campaña para captar viviendas en alquiler para ofrecerlas a familias sin recursos

El Ayuntamiento inicia una campaña para captar viviendas en alquiler para ofrecerlas a familias sin recursos

La idea de “Silencio Incómodo” es captar viviendas de ciudadanos particulares para poder gestionar su alquiler a través de la bolsa solidaria de la Oficina Municipal de la Vivienda

A los propietarios que pongan sus viviendas en la bolsa municipal se les ofrecerá servicios y garantías de forma gratuita

La concejala de Bienestar Social, Teresa Macià, y la de Comunicación, Esther Díez, han presentado la campaña “Silencio Incómodo” con la que el Ayuntamiento pretende captar viviendas vacías para ofrecerlas en alquiler a familias con escasos recursos.

“Con esta campaña hacemos un llamamiento a todas las personas e instituciones de nuestra ciudad que puedan estar interesadas en formar parte de este programa”, ha señalado Teresa Macià quien ha explicado que “la idea es captar viviendas de ciudadanos particulares para poder gestionar su alquiler a través de la bolsa solidaria de la Oficina Municipal de la Vivienda”.

Tal y como ha añadido la concejala “pretendemos que si el ciudadano tiene una vivienda deshabitada pueda alquilarla a personas por un precio adaptado a sus ingresos, con la mediación del Ayuntamiento, a través del Servicio de la Oficina Municipal de la Vivienda”.

Según la edil, a los propietarios que pongan sus viviendas en la bolsa municipal se le ofrecerán los siguientes servicios y garantías de forma gratuita: Mediación entre propietario e inquilino, realización de contrato de alquiler y seguimiento del mismo y seguros gratuitos durante el primer año de alquiler, (de Defensa Jurídica y de Impago, (este último según ingresos económicos del inquilino y sujeto a la aprobación de la compañía aseguradora).

(Aquellas personas que estén interesadas en utilizar los servicios de la OMVS pueden dirigirse a la OMVS. C/Ànimes, nº 1 -1º. ELCHE. Teléfono: 96-665-82-48. E-mail a: viviendasocial@ayto-elche.es)

Por su parte, Esther Díez ha indicado que “una de las principales reticencias a que la gente alquile sus pisos con carácter social son el miedo y los prejuicios estigmas sociales. El miedo a que se los deterioren, dejen de pagar la cuota o las realquilen; y los prejuicios, al pensar que por ser personas necesitadas ello implique necesariamente que no sean honradas o cuidadosas con la propiedad. El objetivo comunicacional de esta campaña es desmontar todos esos falsos mitos: una persona necesitada no tiene por qué ser un inquilino conflictivo”.

Según Díez, la mejor manera de demostrarlo es dando a conocer tres historias de personas que necesitan una vivienda; tres historias diferentes, de perfiles diferentes. Tratar de acercar el problema a la gente, conectar emocionalmente con la población, con las personas que tienen viviendas vacías. “Queremos convertir el miedo en confianza y el desafecto en afecto”, ha señalado.

Las familias que se presentan tienen perfiles diferentes que representan a muchos más:

– Tamara y José: jóvenes con hijos, que pueden verse privados de hacer vida en familia, cada uno irse a vivir a casa de sus padres.

– Javier: Uno de tantos albañiles que lo apostó todo para subirse al boom del ladrillo, dejó su trabajo de toda la vida por meterse en la construcción, y tras el estallido de la burbuja lo perdió todo, hasta acabar en un apartamento de Cáritas con sus hijos. Ejemplo paradigmático: el servicio de vivienda del Ayto le ha encontrado una solución.

– Érika: Una de tantas familias inmigrantes que vino a España en busca de una vida mejor y cumplir sus sueños, y que fue engañada por los bancos.

(El próximo lunes 5 de febrero a las 19:45 horas en el Centre de Congressos Ciutat d’Elx se realizará la presentación de la campaña).

Compartir: