La UNESCO concluye que el proyecto del nuevo Mercado Central y su aparcamiento pone en riesgo declaración del Misteri como Patrimonio de la Humanidad

La UNESCO concluye que el proyecto del nuevo Mercado Central y su aparcamiento pone en riesgo declaración del Misteri como Patrimonio de la Humanidad

Carlos González: “El informe es claro, contundente y deja poco lugar a la duda. Este informe compromete gravemente el proyecto”

“Ante esta situación sólo hay dos alternativas: replantear el proyecto del Mercado Central y hacerlo compatible con los valores que inspiraron la declaración de Patrimonio de la Humanidad, o negociar con la empresa un acuerdo que ponga punto final a la concesión”, dice el alcalde

El Comité nacional de ICOMOS (Consejo Internacional de Movimientos y Sitios) propone al Ayuntamiento de Elche “el desistimiento del proyecto Nuevo Mercado Central de Elche, con aparcamiento subterráneo y urbanización del entorno en sus términos actuales, para evitar una alteración del ámbito de la zona en la que se desarrollan diversas funciones ligadas a la Fiesta del Misterio de Elche, lo que podría producir un menoscabo del valor por el que fue incluido en la UNESCO”.

Así lo dice el informe de ICOMOS del que ha dado cuenta el alcalde de Elche, Carlos González, quien ha afirmado que “el informe es claro y propone el desistimiento del nuevo proyecto del mercado e indica que ninguna de las actuaciones previstas en el proyecto puede ser llevada a cabo por las consecuencias negativas sobre los bienes inscritos en la lista de patrimonio mundial. Del mismo modo señala que el proyecto del Mercado Central supone un cambio de uso en el espacio público de un ámbito protegido por la declaración de Patrimonio y protegido también por la normativa de la Generalitat desarrollada para proteger el Misteri”.

El alcalde, además, ha anunciado que tiene concertada, junto con el concejal de Urbanismo, José Manuel Sánchez, una entrevista con la presidenta de ICOMOS España en Burgos “con la finalidad de hablar en torno a lo que tiene que ver con la repercusión del proyecto del Mercado Central sobre el Misteri como Bien Patrimonio de la Humanidad”.

González ha explicado que el informe pone de manifiesto que, desde 2011, ICOMOS recomienda la redacción de estudios de impacto patrimonial para que se evalúen las consecuencias que pueden tener nuevos proyectos sobre los bienes inscritos, “un estudio del que carece el proyecto del nuevo Mercado Central”.

Añade el informe que el nuevo mercado y su aparcamiento resulta incompatible con las características exigibles a un entorno de un bien inscrito como Patrimonio de la Humanidad y explica que es probable que pudiera repercutir negativamente en los valores que llevaron a la UNESCO a inscribirlo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

“El informe es claro, contundente y deja poco lugar a la duda. Como alcalde concluyo que este informe compromete gravemente el proyecto”, ha indicado Carlos González quien ha puntualizado que “hasta este momento, el gobierno municipal ha actuado favoreciendo el cumplimiento de un contrato que estaba válidamente celebrado con sentencias favorables que validaban su legalidad urbanística. Pero este informe de ICOMOS nos sitúa ante una encrucijada con un contrato plagado de irregularidades (que no ilegalidades) en su tramitación y que ahora puede afectar gravemente a la condición de Patrimonio de la Humanidad del Misteri”.

El alcalde ha declarado con contundencia que “ante esta situación en este momento solo vemos dos alternativas posibles: por una parte replantear el proyecto del Mercado Central y hacerlo compatible con los valores que inspiraron la declaración de Patrimonio de la Humanidad, o negociar con la empresa un acuerdo que ponga punto final a la concesión”.

En definitiva “el informe de ICOMOS compromete gravemente la viabilidad del nuevo Mercado Central y su aparcamiento y por otra parte, recordar que el gobierno municipal, hasta el momento, ha estado actuando de forma responsable favoreciendo el cumplimiento de un contrato que pese a sus incidencias estaba válidamente celebrado y había que cumplirlo”.

Informe ICOMOS

Compartir: