Más de 1.700 efectivos velarán por la seguridad en las Fiestas de Agosto

Más de 1.700 efectivos velarán por la seguridad en las Fiestas de Agosto

El dispositivo se desplegará del 7 al 15 de agosto con especial atención en la Nit de l ‘Albà y en la Roà

El control sobre la venta y consumo de alcohol a menores y sobre el lanzamiento de carretillas fuera de la zona acotada son prioridades para la Junta Local de Seguridad

 

Un dispositivo formado por 1.700 efectivos velará por la seguridad de las Fiestas de Agosto del 7 al 15 de agosto. Así lo ha explicado el alcalde, Carlos González, tras la celebración de la Junta de Seguridad Local en la que se han citado los representantes de los cuerpos de seguridad del Estado para coordinar las actuaciones.

En la reunión han estado también presentes la nueva subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador y la jefa de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer, Purificación Algaba.

Tal y como ha señalado González, “hemos celebrado una Junta Local de Seguridad centrada fundamentalmente en las fiestas patronales para las que se ha establecido un dispositivo especial de seguridad formado por 1.700 efectivos, algo más que el año pasado, y cuyo objetivo es garantizar la seguridad de los ilicitanos e ilicitanas y también de los y las visitantes”.

El alcalde ha señalado que aunque el dispositivo está previsto del 7 al 15 de agosto, se va a intensificar en los días de mayor asistencia de público caso de la  Nit de l’Albà y la Roà, o el Castillo de Fuegos Artificiales.

El dispositivo previsto del 7 al 15 de agosto los forman 1.700 efectivos entre Policía Local y Nacional, Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil, atención sanitaria y operarios municipales.

“Quiero destacar algunas de las cuestiones en las que hemos centrado nuestra atención en la Junta de Seguridad. En primer lugar se ha dado cuenta del traslado de la Barraca Municipal desde el aparcamiento de Candalix hasta el aparcamiento de la UMH con el objetivo de mejorar la seguridad de los asistentes ya que el recinto es más amplio, 8.000 metros cuadrados, y facilita el trabajo de las fuerzas de seguridad”, ha señalado el alcalde quien ha continuado asegurando que “otra cuestión que es objeto de especial interés es el control del lanzamiento de carretillas fuera de la zona acotada, ya que cabe recordar que esta es una de las principales incidencias con las que nos encontramos en las pasadas fiestas patronales”.

El alcalde ha explicado que otro de las principales preocupaciones en las que se ha hecho hincapié es el control de consumo y de venta de alcohol a menores. “Ni que decir tiene que esta es una de las prioridades principales tanto para la Policía Nacional como para la Local. Hay que prevenir y evitar las intoxicaciones etílicas y la venta de alcohol a menores”.

Por otra parte, se ha abordado la necesidad de ejercer un control sobre la conducción bajo los efectos del alcohol y de las sustancias estupefacientes. “Es necesario que seamos capaces desde el punto de vista individual de llevar a cabo conductas cívicas y responsables que no pongan en peligro la seguridad de los demás y la Policía llevará a cabo un control estricto de esta cuestión”.

Además, Carlos González ha señalado que se mantienen las medidas extraordinarias adoptadas en años anteriores de prevención en materia antiterrorista.

El alcalde ha explicado que al margen del dispositivo de seguridad es necesario que se produzcan comportamientos cívicos y responsables por parte de la ciudadanía.

 

Compartir: