La edil de Bienestar Social, Tere Maciá, ha presentado el proyecto Clara que se va a poner en marcha desde Casa de la Dona y que pretende dar apoyo a las mujeres que sufren violencia de género a través de diversos talleres de inserción al mundo laboral.

“Hay que trabajar sobre todo con el autoestima de estas mujeres que muchas veces dependían de sus maridos económicamente y no lo tienen fácil”, ha explicado Maciá.

Este proyecto se realiza a través de una empresa externa gracias al Fondo Social Europeo y en colaboración con el Ayuntamiento que es quien facilita las instalaciones para que se puedan llevar a cabo las actividades.

La edil de Bienestar Social ha señalado también que desde enero a septiembre, 79 mujeres han acudido a la Casa de la Dona para pedir ayuda por violencia de género. “Siempre en los últimos meses del año suele haber un repunte de mujeres que acuden en busca de ayuda, esperamos que este año no sea así”, ha explicado Maciá.

De esta manera, actualmente desde la Casa de la Dona se trabaja directamente con 320 casos de violencia de género. La intención del Ayuntamiento es con el incremento del presupuesto ir dotando de más personal al servicio para poder llevar a cabo más acciones y, según palabras de Tere Maciá, “acabar con esta lacra”.