Historia del MACE

mace_historia

El MACE se encuentra en el denominado Raval de Sant Joan, lugar donde en época medieval se concentraba la población de origen andalusí.

El edificio

Tras la expulsión de los moriscos, en 1609, el señor de la ciudad, bajo cuya jurisdicción se encontraba la población del arrabal, fundo un ayuntamiento nuevo, aparte y diferenciado de la entonces villa de Elche con los repobladores que ocuparon el lugar de los expulsados. El Ayuntamiento de la Universidad o Raval de Sant Joan se creó en 1611 y tenía un gobierno con veinticuatro consejeros conforme a derecho y fueros del reino de Valencia.

El edificio del Ayuntamiento del Raval, que hoy alberga el museo, fue construido en 1655. Se trata de un edificio civil, originariamente de una altura, con planta baja y un primer piso y con la fachada porticada. El edificio dejó de ser Ayuntamiento en 1827. La zona pasó a ser un barrio más de Elche. En 1857, el edificio se convirtió en escuela y entre los arcos que daban a la plaza se abrió un local donde se repartía el agua de la acequia de Marchena. En 1974, el Ayuntamiento aprobó el proyecto de reforma y ampliación del edificio para museo municipal. En 1978, se transformó todo el interior y se añadieron dos plantas más a la construcción original. Por fin, en 1980, se inauguró el Museo de Arte Contemporáneo de Elche.

El museo

El museo nace de la voluntad de un grupo de artistas: el Grup d’Elx. La propuesta fue ampliamente secundada por otros artistas y críticos de arte, así como por distintos colectivos, aunque no vería la luz hasta 1980, como ya hemos señalado. Este grupo fue reuniendo obras de colegas y amigos, en un momento de cambio profundo en la plástica española en el que surgen diversos colectivos como El Paso (1957-1960) o Dau al Set (1948-1956) entre otros, que definirían la vanguardia española de posguerra, siempre desde una perspectiva de compromiso social.

El Grup d’Elx (1966-1975) nace vinculado directamente con estos movimientos de vanguardia y el museo forma parte del propio proyecto del grupo que, paralelamente a su trabajo creador, desarrolló una amplia actividad cultural (exposiciones, encuentros de artistas, mesas redondas, etc), todo con el objetivo de acercar la nueva creación a los ciudadanos y de “popularizar” el arte. El núcleo de su colección responde, por tanto, a un contexto artístico e histórico muy significativo en la historia de nuestro país.