El concejal de Deportes apela a la responsabilidad social para evitar contagios en el deporte

El concejal de Deportes apela a la responsabilidad social para evitar contagios en el deporte

Vicente Alberola asegura que “el debate sobre la conveniencia de permitir el púbico en las distintas competiciones debería quedar eclipsado por la urgencia sanitaria que vivimos, sin más”


 

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Elche, Vicente Alberola, ha publicado una carta en la que pide responsabilidad para evitar contagios en la práctica deportiva.

 

El texto íntegro de la carta es el siguiente:

“Tras la reunión mantenida por la Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública y el presidente de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana respecto a la prohibición de espectadores en las competiciones federadas y tras la multitud de opiniones sobre este asunto en las distintas redes sociales y medios de comunicación, me he permitido el realizar una pequeña reflexión sobre el asunto.

La situación epidemiológica que sufrimos en la actualidad y que desgraciadamente nos acompaña desde el mes de marzo, ha afectado a muchas de las actividades que todos y todas realizábamos sin mayor dificultad y, entre ellas, el deporte en todos sus segmentos. Cualquier decisión tomada por las autoridades competentes, todas ellas bajo el asesoramiento de los expertos, conlleva controversia y malestar, ya que no es grato el estar privados de las relaciones sociales ni dejar de hacer aquellas actividades a las que estamos acostumbrados. Pero nunca, y remarco esto, nunca deberíamos olvidar a aquellos que han sufrido, sufren y que desgraciadamente seguirán sufriendo todavía un tiempo, los azotes de la COVID-19, bien por haber pasado la enfermedad de manera grave o haber fallecido o por tener algún familiar en tan penosa situación o lo peor, haberlo perdido.

El debate sobre la conveniencia de permitir el púbico en las distintas competiciones debería quedar eclipsado por la urgencia sanitaria que vivimos, sin más. Puede ser cierto que no haya tanto riesgo si se toman las medidas adecuadas, pero otras actividades dirán lo mismo. Creo humildemente que la suma de las distintas restricciones en distintas facetas de nuestra vida cotidiana tendrá, y así lo refrendan los expertos sanitarios, una mayor efectividad que tomar decisiones en función de motivos que nada tengan que ver con lo sanitario.

De manera particular, hoy es de actualidad las fotografías de padres y madres agolpados en las vallas de las instalaciones deportivas y, ante dicha situación, quisiera apelar a la responsabilidad social de cada uno de nosotros. Creo que todos y todas coincidiremos en que lo verdaderamente importante es que el niño y la niña, los y las jóvenes y los deportistas en general, practiquen la actividad, ya que es beneficioso en muchos sentidos. El asistir como espectador a las competiciones está bien, y si sólo nos dedicamos a animar a los deportistas mucho mejor, pero no nos olvidemos que el prescindir de ello puede favorecer que la actividad pueda continuar, que es lo verdaderamente importante y, por otro lado, colaboraremos a su vez en frenar la expansión del virus y evitar los daños en la salud de muchos conciudadanos.

No quiero decir a nadie lo que tiene que hacer cuando se acompaña a un deportista a realizar su actividad, pero sí quiero apelar al sentido de responsabilidad individual de todos y todas en este caso. Llevar al deportista y que realice su actividad e ir a dar un paseo, realizar compras, volver a casa o aquello que cada uno estime, siempre respetando las normas, beneficiaría al niño o niña que podrá seguir haciendo deporte y evitará riesgos propios y ajenos”.