Octubre: “La Gloriosa” en Elche

Octubre: “La Gloriosa” en Elche

AHME. Sig. a 169 Ver enlace


 Este año se celebra el 150 aniversario del alzamiento conocido como la Gloriosa y que dio lugar al periodo denominado Sexenio Democrático (1868-1874), uno de los más intensos de la historia de España, y en la que se dieron una monarquía democrática (Amadeo I), una república federal primero (1873) y unitaria más tarde (1874),  y de nuevo una monarquía restaurada en la figura de Alfonso XII.  El alzamiento tuvo lugar en Cádiz, el 18 de septiembre, cuando el almirante Topete se sublevó al frente de su escuadra. En esta ciudad se encontraban ya los principales líderes del movimiento, Sagasta, Ruiz Zorilla y Prim, además de los generales unionistas que estaban desterrados en Canarias. Los artífices del pronunciamiento dieron a conocer sus motivaciones en un escrito que acaba con la frase “Viva España con honra”.

La sublevación fue extendiéndose por el resto del país, formándose juntas territoriales que se unirían al movimiento revolucionario, hasta que finalmente, el 28 de septiembre, en la batalla de Alcolea (Córdoba), las fuerzas sublevadas derrotaron a las tropas del general Novaliches, enviadas a Andalucía por el gobierno isabelino. Al día siguiente la revolución triunfaba en Madrid y el día 30 Isabel II abandona España desde San Sebastián, donde estaba de vacaciones.

Para saber lo que ocurrió en Elche durante este alzamiento es imprescindible acudir a una de las fuentes documentales básicas para conocer la  historia de nuestra ciudad: los Libros de Actas Municipales. Desde el alzamiento, no hubo sesiones hasta el día 24 de septiembre, aunque debió existir en la ciudad cierta inquietud, ya que se acordó nombrar una sesión permanente para poder atender con prontitud y eficacia cualquier altercado o incidencia que se produjera. En la siguiente reunión que queda registrada en los libros de actas, el día 27, debido a que “algunos individuos de esta población han salido de ella con las armas en la mano y dirigiéndose en grupo a las poblaciones limítrofes las han pronunciado”, y para evitar que esta partida entrara en Elche y levantara la villa, se acordó armar a cierto número de individuos tanto paisanos, como militares que disfrutaban de licencia semestral. Esa partida republicana estaba capitaneada por Emigdio Santamaría, uno de los hombres claves de la revuelta en Alicante, que consiguió la adhesión de varias poblaciones de la Vega Baja, y venció a un ejército monárquico cerca de Dolores.

Finalmente, Elche se unió al alzamiento el día 29 de septiembre por la tarde, después de que lo hiciera ese mismo día Alicante, nombrándose una comisión o junta de orden, formada por Matías Santamaría, Francisco Bru, José Rodríguez Sánchez-Rojas, José Perpiñán y Gerónimo Ruiz.  La primera reunión de esta junta que quedó registrada por escrito se celebró el día 2 de octubre y es la que presentamos como documento del mes[1]. Como curiosidad, podemos observar cómo se tachan los símbolos monárquicos en el escudo del papel sellado.

En ese día, el presidente de dicha comisión de orden, Matías Santamaría, considerando que habían desaparecido las causas que habían llevado a su formación, propuso su cese y que se nombrara en su lugar una Junta Revolucionaria interina, lo que se llevó a cabo. Como presidente se nombró a Emigdio Santamaría – que precisamente esa misma mañana había entrado en Elche al mando de su partida[2] -, y a Aureliano Ibarra como vicepresidente. Otros componentes de la junta fueron Pascual Llopis, Manuel Campello, José Antonio Agulló, y Juan B. Javaloyes. Todos los designados estaban presentes, excepto Aureliano Ibarra, el cual, como es conocido, renunció a dicho cargo y se retiró de la política.

La nueva junta se reunió este mismo día por la tarde, tomando medidas encaminadas a eliminar del gobierno municipal cualquier elemento afecto al anterior régimen monárquico, e instaurando unas nuevas bases. Se nombró una comisión encargada de localizar las armas y la munición que el anterior ayuntamiento había entregado, y que se procediera al alistamiento de una milicia nacional voluntaria. También se pidieron las cuentas al anterior alcalde, Ginés Bernad, y al depositario,  Manuel Soler; y se propusieron nuevos cargos de serenos municipales y guardas rurales – la renovación de los empleados municipales con la destitución de los existentes y nuevos nombramientos continuarían en las sesiones siguientes.

Esta junta concedió a Emigdio Santamaría – que en toda el acta aparece como Emilio- una medalla honorífica de oro por su mando al frente de la partida republicana, y otra de plata  a todos los miembros de dicha partida vecinos de Elche. Además a los que resultaron heridos, José Javaloyes, José Tarí y Vicente Hortos, en el enfrentamiento contra las tropas del ejército gubernamental  en las inmediaciones de Dolores, en el lugar llamado de la Palanca, se le ofreció una pensión de 200 milésimas diarias.  Para finalizar esa reunión, se acordó cambiar el nombre al paseo de la Reina, por el de “Paseo de Emilio”.

[1] AHME, a 169

[2] AHME, b74.