El MAHE cede de forma temporal una jarra de cerámica íbera a la Fundación Botín para una exposición internacional sobre Picasso

El MAHE cede de forma temporal una jarra de cerámica íbera a la Fundación Botín para una exposición internacional sobre Picasso

La pieza, que formará parte de la muestra «Picasso íbero», estará hasta el 12 de septiembre en Santander


El Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE) ha prestado una jarra de cerámica íbera (oinochoe) para la conocida muestra “Picasso Íbero” expuesta en el Centro Botín hasta el próximo 12 de septiembre. La concejala de Cultura, Marga Antón, junto al director de Museos, Miguel Pérez, ha presentado esta mañana la réplica de esta pieza que ha sido cedida al museo ilicitano a cambio de que la original permanezca temporalmente en la ciudad santanderina.

La edil ha agradecido a la Fundación Botín la reproducción de esta vasija adaptada para hacer el museo más accesible e inclusivo, uno de los objetivos primordiales de la concejalía. En este sentido, ha destacado que con este elemento se da paso a una nueva colección permanente en el museo donde progresivamente se creen distintos espacios hápticos e inclusivos para cada uno de los periodos culturales.

La concejala de Cultura, Marga Antón, agradece a la Fundación Botín la entrega de una réplica en tamaño original de esta pieza con la que se pretende hacer el museo más accesible e inclusivo

Este elemento, que se expondrá junto con otras obras de Jaén, Albacete, Valencia y los museos parisinos del Louvre y del Musée National Picasso-Paris, está decorado con aves de alas extendidas, y una exuberante naturaleza vegetal que abarrota toda la superficie para anunciar la presencia de la antigua diosa íbera de la vida y de la muerte, vestida con larga túnica acampanada y dotada de alas.

Por su parte, Miguel Pérez ha explicado que se ha realizado el escaneado y la fotogrametría del vaso, que ha corrido a cargo de la empresa Milab3d. Además, bajo la supervisión y asesoramiento del director del museo de Villajoyosa, se ha modelado en 3D la réplica para resaltar en relieve tridimensional aquellos motivos pintados más representativos para que puedan ser apreciados al tacto de aquellas personas con dificultad visual. Asimismo, Pérez ha destacado que todos los materiales que se han utilizado han sido biodegradables y la pieza ha sido pintada y barnizada con productos hipoalergénicos.