Los nuevos contenedores de recogida de residuos presentan mayores niveles de capacidad, eficiencia y sostenibilidad

Los nuevos contenedores de recogida de residuos presentan mayores niveles de capacidad, eficiencia y sostenibilidad

Las primeras 150 unidades, de 3.000 litros frente a los 2.400 de sus predecesoras, se instalan a partir de hoy en Carrús Oeste para extenderse, gradualmente, por todo el municipio


La implantación de las mejoras ligadas al nuevo servicio de limpieza viaria y recogida de residuos, formado por las mercantiles Urbaser y FCC, y que arrancó el lunes 3 de mayo, va produciéndose gradualmente en el municipio. Uno de estos saltos cualitativos es la sustitución de los actuales contenedores por otros más accesibles, eficientes, sostenibles y de mayor capacidad.

El concejal de Limpieza, Héctor Díez, y el delegado de Urbaser en Elche, Alberto Bleda, han presentado esta mañana, en la plaza de la Aparadora, los nuevos contenedores de carga lateral fabricados por Contenur al 100% con materiales reciclados, en una clara apuesta del Ayuntamiento “por la economía circular”, ha afirmado el edil, quien ha explicado que los 150 contendores iniciales se instalarán en los próximos diez días en la ruta de recogida de Carrús Oeste, aunque ya pueden observarse las primeras unidades de este modelo en algunas calles del barrio. Y, de manera paulatina, irán colocándose en el resto de zonas de la ciudad.

Las ventajas de los nuevos contenedores —que incluyen pictogramas para identificar los residuos que pueden depositarse, el número de teléfono para comunicar a través de WhatsApp incidencias relativas a los mismos o a la limpieza en general (680 363 774), y Braille para las personas con discapacidad visual— representan “una mejora sustancial” respecto a sus predecesores, ha explicado Díez: “Son más accesibles, dado que la boca de los contendores está a 1,25 metros del suelo, lo que facilita a las personas con movilidad reducida usarlos; con una tapa elaborada de forma ligera que es posible levantarla con un dedo”, destacando que, cuando estas se cierran, se produce un efecto de frenado para evitar golpes que generan molestias, especialmente en horario nocturno.

El edil del área, Héctor Díez, recuerda que el nuevo contrato de limpieza contempla una inversión de unos 200.000 euros anuales para la renovación de contenedores

“Además”, ha continuado el edil, “Elche había apostado por contenedores de 2.400 litros, mientras que los nuevos gozan de una capacidad de 3.000 litros, lo que, unido al especial diseño para ser recogidos por los camiones con mayor rapidez, los convierten en más eficientes”. Otra de las ventajas glosadas por Díez es que los contenedores, a partir de ahora, estarán anclados en la calzada mediante cuatro soportes de plástico, lo que evitará movimientos no autorizados “y que se respete el espacio que deben ocupar” o los derivados de inclemencias meteorológicas como fuertes lluvias.

Por otro lado, el responsable municipal ha recordado que los viejos no se desecharán, sino que se trasladarán —previa reparación si es preciso— a áreas del litoral ilicitano “donde existen contenedores en muy mal estado” en la medida que se vayan incorporando los nuevos, contemplándose una inversión de unos 200.000 anuales para la renovación de contenedores “durante toda la vida de la contrata”.

“Este es un paso más en el nuevo servicio de limpieza, cuyos avances vamos viendo los ilicitanos e ilicitanas semana tras semana, como la maquinaria de limpieza y barrido, la mayoría ya operativa en los distintos barrios de Elche”, ha concluido el concejal.