El Cementerio – Corts Valencianes

DELIMITACIÓN Y LOCALIZACIÓN

El barrio del Cementerio–Corts Valencianes pertenece al Distrito 4 y comprende la sección censal 19, situándose en el lado más occidental de Carrús. Tiene dos partes diferenciadas, al norte del mismo se sitúa una nueva zona de desarrollo entre las avenidas Profesor Tierno Galván y Corts Valencianes, en el centro y sur se localiza la zona del Camino Viejo de Crevillent,  donde se encuentra el Cementerio viejo colindante con la avenida de La Libertad.

DESCRIPCIÓN

Dos zonas muy diferenciadas componen el barrio. Por un lado, la del Cementerio viejo la forman casas de planta baja de autoconstrucción esparcidas de forma desordenada que tienen su origen entre los años 50 y 70 cuando llegaron los inmigrantes de otros lugares del país en busca de trabajo y sin suficientes recursos económicos para acceder a una vivienda en otros sitios de la ciudad. En la parte sur se encuentra el Cementerio viejo, de ahí el nombre del barrio, entre dos centros educativos y un gran parque público, el jardín de la Memoria.

El barrio de les Corts Valencianes es un nuevo ensanche de Carrús Oeste aún por acabar. Son grandes bloques de viviendas en altura, algunos con espacios interiores de recreo y deporte, edificados a partir de principios de siglo XXI. Por tanto, sus residentes son en la mayor parte familias jóvenes. El barrio cuenta con varias zonas verdes como la plaza de Benejuzar y el Jardín de los Derechos Humanos, donde se encuentra la ermita de San Pascual Bailón. Al sur, se ubican dos colegios públicos y, al norte, el barrio limita con en el polígono industrial de Carrús donde hay varias escuelas infantiles y el Polideportivo del Toscar.

HISTORIA

De visita al cementerio, principios del siglo XX

Los dos primeros edificios del barrio del Cementerio-Corts Valencianes fueron, en primer lugar, el Cementerio Viejo que data de 1811 y se construyó ante la prohibición de los enterramientos en el interior de las iglesias y la orden de construir “cementerios ventilados extramuros” para evitar daños a la salud pública. En segundo lugar, la ermita de San Pascual que se levantó en 1952. Estaba situaba en la pedanía de Carrús a escasos metros de donde se encuentra la actual réplica, en el jardín de los Derechos Humanos, que fue inaugurada en 2015. Recientemente se ha vuelto a retomar, después de aproximadamente 50 años, la celebración de la tradicional festividad de San Pascual Bailón que recorría en procesión las calles del barrio del Toscar.

En la época de los años 50 empezaron a llegar los primeros inmigrantes al barrio del Cementerio. Venían de otras provincias de España buscando empleo en la industria y la construcción. Ante la escasez de viviendas y los pocos recursos económicos recurrieron a la autoconstrucción. Carrús comenzó a edificarse de este a oeste dejando la zona del Cementerio viejo sin ordenar hasta los años 90, aunque todavía no se ha acometido la renovación de la edificación manteniéndose las antiguas casas de planta baja, construidas entre los años 50 y 70 del siglo XX, en las que también se fueron instalando pequeños almacenes y talleres. Viviendas nuevas tan sólo existe un grupo de 88 promovidas por la Generalitat Valenciana que fueron terminadas en el año 2000 estando situadas frente al Camino Viejo de Crevillent. Entre los bloques de las viviendas está la plaza de Granada.

Como Carrús carecía de espacio para ubicar equipamientos muchos de ellos fueron instalados en la periferia del mismo. Junto al Cementerio Viejo se construyeron el colegio Ramón Llull y el instituto Nit de l’Albà. Al otro lado del Cementerio, en 2011, se terminaron las obras de adecuación el Jardín de la Memoria una extensa zona verde con una superficie de 30.000 metros cuadrados. Esta parte del barrio se encuentra muy próxima a un gran centro comercial que le ha proporcionado visibilidad.

En la parte norte está el barrio de Corts Valencianes, nombre de la avenida que lo une con el barrio del Toscar, por este motivo también es conocido como Nuevo Toscar. Se trata de un ensanche de Carrús hacia el oeste que empezó a edificarse a principios del siglo XXI y en el que aún queda algún que otro solar por construir. Entre los grandes bloques de edificios en altura hay varias zonas verdes entre las que se encuentran la plaza de Benejuzar y el Jardín de los Derechos Humanos, inaugurado en 2018. Al sur, los colegios Vicente Blasco Ibañez y Julio M. López Orozco se construyeron con anterioridad, en los años 80. Al norte, el barrio limita con en el polígono industrial de Carrús donde hay tres escuelas infantiles de finales de los 70 y el Polideportivo del Toscar.

Indicadores sociodemográficos
Padrón Municipal Habitantes 2018:
Nº de habitantes 2.139
Porcentaje de variación de la población 2008-2018 64,0
Porcentaje Mujeres 51,3
Porcentaje de Hombres 48,7
Edad media 35,8
Porcentaje de población de más de 64 años 11,6
Porcentaje población extranjera 5,8
Densidad de población (hab/ha) 36,6
Censo de Población y Vivienda 2011:
Nivel medio de estudios (rango de 0 a 5) 2,8
Total hogares 630
Media de personas por hogar 2,3
Porcentaje de hogares unipersonales *
Porcentaje de viviendas con más de 30 años 4,0
Porcentaje población ocupada 42,6
Porcentaje población parada 22,2
Porcentaje población inactiva 35,2